916 514 100 I 679 846 679

Motor Mecha

Consejos a tener en cuenta para los viajes navideños en coche

21/12/2018

Las Navidades ya están aquí. Por delante, un buen número de días de descanso y celebraciones. Y lo habitual es pasarlos con la familia. Los desplazamientos en coche son una constante en las fechas navideñas. Y si hay algo por lo que se caracterizan es por ser, en muchas ocasiones, largos. Y también por el nivel de ocupación de los vehículos.

Es lógico. Los viajes navideños incluyen a toda la familia. Con lo que ello supone en cuestión de equipaje, maletas y bultos. Y, además, hay que contar con unos ocupantes muy especiales: tus mascotas. Dejarlas en tu domicilio no es una opción.

Llevar el coche hasta arriba requiere, eso sí, seguir ciertas indicaciones. Y no solo por comodidad, o por hacer el viaje más placentero. La seguridad también se puede ver comprometida por la situación dentro del habitáculo. Si quieres disfrutar del viaje y evitar las preocupaciones, toma nota de estos consejos.

Los niños, cómodos pero seguros

Si viajas con niños, por norma general, asegúrate de llevar las pilas y la paciencia cargadas. Los trayectos se suelen hacer largos para cualquiera pero, especialmente, para los más pequeños. Para evitarlo, comienza por hacerles el viaje lo más agradable posible. Ponles ropa cómoda e intenta mantener el habitáculo a una temperatura adecuada. En torno a los 21-23 grados debería ser suficiente para evitar sus quejas. Acuérdate, además, de llevar alimentos ligeros y botellas de agua.

En lo relativo a su seguridad, preocúpate de contar con un sistema de retención homologado y personalizado a sus características. Un quebradero de cabeza habitual suele ser el de dónde pueden sentarse los niños en el vehículo. Especialmente en estos viajes largos en los que es frecuente cambiarse de sitio. Desde 2015, los niños con una altura menor o igual a 1,35 metros tienen prohibido viajar en la parte delantera del vehículo.

Pero hay tres excepciones a esta regla general. Podrán viajar en la parte delantera en los vehículos biplaza o furgonetas. Además, podrán hacerlo cuando el resto de ocupantes sean también menores que no superen dicha altura. Ocurre lo mismo en el caso en el que no quepan tres sillitas infantiles en la parte trasera. Si queremos llevar a tres niños muy pequeños con sillita y el vehículo no lo permite, podrá ir uno de ellos con su silla en un asiento delantero. En este caso, habría que desconectar el airbag frontal de dicho asiento. La sillita tiene que ir en el sentido opuesto al de la marcha.

La cuestión no es baladí. Contravenir estas excepciones está sancionado con multa de 200 euros y tres puntos del carné. Además de, por supuesto, poner en peligro la seguridad del menor. ¿Y los niños que miden más de 1,35 metros? Sí pueden viajar en la parte delantera. Aunque la DGT no recomiendan que lo hagan hasta que superen 1,50 metros.

No te olvides de tu mascota

Las Navidades es una época en la que también es frecuente viajar con mascotas. Y hacerlo requiere tener en cuenta una serie de prácticas. Hay que evitar darles de comer justo antes de viajar, por lo posibles mareos. Además, recuerda llevar agua y parar de vez en cuando. Tus piernas y sus patas lo agradecerán.

En lo relativo a la seguridad, la normativa sobre tráfico solo incluye a las mascotas en un precepto. Alerta simplemente de que no deben interferir con el conductor. En teoría, entonces, si se cumple con esto, no se infringe la ley. En la práctica, hay varios consejos que buscar potenciar la seguridad. La DGT dispone de una serie de recomendaciones. Si se trata de una mascota pequeña, puede ir en su trasportín y colocado en el suelo de la parte trasera. Para las mascotas grandes, lo ideal es que vaya en su trasportín y en el maletero. En este caso, debería ir en posición trasversal a la dirección de la marcha. No está de más, a mayores, instalar una rejilla divisoria que separe la cabina del maletero.

Tu equipaje, ¡atado y bien atado!

La máxima debe de ser evitar llevar cosas innecesarias, en la medida de lo posible. Aunque, precisamente, en Navidades, es casi misión imposible. Dos semanas alejados de casa, los regalos, los bultos de los niños, carritos, el trasportín…

La cuestión de reducir el equipaje no es cosa solo de la comodidad. También tiene que ver con la seguridad de la conducción. Un exceso de peso condiciona en gran medida el comportamiento del vehículo. La velocidad o el tiempo de reacción dependen en gran medida del peso del mismo.

Además, la colocación de los bultos es un tema de seguridad clave. Situar la carga en el sitio idóneo supone evitar los desplazamientos y reducir las consecuencias.

En el maletero, debes asegurarte de que el peso vaya repartido. Además, los bultos que queden sueltos deberían ir sujetos de alguna manera. Ten en cuenta que las maletas o bultos más pesados vayan debajo. Por su parte, en el habitáculo evita a toda costa dejar equipaje suelto. En caso de un freno brusco podrían salir disparados y ocasionar problemas. Para ello hay guanteras o guardaobjetos. Ten en cuenta, sobre todo, que cargar excesivamente el coche es perjudicial. Puede aumentar el consumo, la respuesta, y tendrás que aumentar la presión de los neumáticos.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
¡Bienvenido/a a Motor Mecha! ¿En qué podemos ayudarte?
Powered by