916 514 100 I 679 846 679

Motor Mecha

Mercedes apuesta por el futuro: descubre la conducción eléctrica con el nuevo modelo EQC

6/09/2018

Ha llegado el momento. El momento de volver a la casilla de salida, de empezar de cero. Los vehículos eléctricos son presente y futuro de la conducción y, desde ya, Mercedes-Benz se suma a la movilidad eléctrica. La compañía da un paso adelante y se adapta a los nuevos tiempos.

Lo hace a través de su primer modelo de propulsión completamente eléctrica, el nuevo EQC, que acaba de ser presentado y que podrá conducirse en 2019. Un modelo tipo SUV con inspiración en los coupés que además da el pistoletazo de salida a la familia EQ, demostrando que el idilio de la compañía con la conducción eléctrica está pensado para el largo plazo.

La protagonista es la plataforma eléctrica eATS, un sistema de propulsión de cadena cinemática eléctrica compacta. EL EQC cuenta con dos de estos eATS, o motores eléctricos.  ¿Las credenciales? Mercedes asegura una autonomía máxima de 450 kilómetros y una aceleración, de 0 a 100 km/h en tan solo 5,1 segundos*. Para ello cuenta con una innovadora batería de iones de litio de alto voltaje.

En Mercedes-Benz son conscientes de que el futuro de la movilidad pasa, ante todo, por la personalización y la experiencia del usuario. Precisamente por eso permiten que el EQC se adapte a las necesidades individuales de cada conductor. El modelo cuenta con cinco modos de conducción, con distintas combinaciones de potencia y consumo.

También por esto el sistema de carga se ajusta a cualquier situación posible, con total flexibilidad. La Mercedes Wallbox es la estación de carga doméstica de Mercedes, que promete cargar hasta tres veces más rápido que cualquier sistema básico. La infraestructura de carga es adaptable también a cualquier estación de carga pública o a una simple caja de enchufe doméstica, y será compatible con la red europea IONITY. ¿Podrías imaginar algo mejor?

Y, cómo no podía ser de otra manera, el nuevo EQC cumple con todos los estándares de calidad propios de Mercedes-Benz. El confort y la seguridad siguen siendo dos de los principales valores del vehículo, al que se une la promesa de una conducción mucho más relajada, en base al silencioso motor eléctrico con el que viene equipado. Y todo esto con un vehículo que mantiene las líneas de diseño típicas de la compañía, mientras añade un nuevo frontal, ‘Black Panel’, y varios contrastes cromáticos, como las franjas azules sobre fondo negro, señal de identidad de esta nueva familia.

Por si fuera poco, el EQC incorpora otra de las innovaciones recientes más destacadas de la compañía: el sistema multimedia MBUX. Toda una revolución en el habitáculo gracias al uso de la inteligencia artificial, el control eminentemente táctil, la realidad aumentada y nuevas funciones de conectividad que hacen de este sistema de infoentretenimiento una auténtica declaración de intenciones de cara al futuro. Más sensibilidad al tacto que nunca y una capacidad de aprendizaje y comprensión basadas en la intuición humana nunca vistas hasta ahora. Mercedes-Benz lo tiene claro: hay que mirar hacia el futuro.

*Los datos de autonomía y aceleración son provisionales. Todavía no se dispone de una homologación de tipo CE ni de un certificado de conformidad con valores oficiales. Es posible que haya diferencias entre los datos indicados y los valores oficiales.