916 514 100 I 679 846 679

Motor Mecha

¿Agotar el depósito de tu coche o tentar a la suerte?

26/11/2018

Siguen existiendo ciertas desinformaciones acerca de lo que es o no es bueno para un coche de gasolina o diésel. Hay mitos como que “si utilizo gasolina 98 mi coche corre más”, o “si voy más rápido consumo más gasolina”. Y además existen muchas dudas acerca de los cuidados del motor: ¿si agoto el depósito es mejor para el motor?  Aquí tenemos la respuesta

En Motor Mecha queremos que tu vehículo sea parte de ti. En otras ocasiones hemos hablado de las ventajas de un coche automático, o de las mejores app para facilitar la conducción. Ahora queremos traerte la mejor forma de cuidar tu coche, y en concreto tu motor.

Que dejemos el coche al límite de la reserva es, sin duda, uno de los mitos más populares sobre los coches de gasolina o diésel. Es cierto que hasta la última gota de combustible el coche puede funcionar, pero en ciertos casos no es buena esta práctica ya puede dañar irreversiblemente el motor. En los coches con inyección electrónica, por ejemplo, se utiliza una bomba en el depósito que necesita estar lubricada constantemente para su correcto funcionamiento. ¡No debes apurar hasta el límite!

Además, uno de los daños a los que el motor de tu coche se expone es a crearse burbujas en un depósito que se encuentra casi vacío. Pero… ¿sabes por qué ocurre esto? Cuando se encuentra con poco combustible, el compartimento puede llegar a incrementar el volumen de vapores que se generan en el interior, y aumentar la presión.

La conducción por carretera, con el tanque casi vacío, a la espera de una estación de servicio es una práctica muy habitual entre los conductores, ya que confían en la duración del combustible y se arriesgan a un mal trago antes de parar cuando aún el coche se conserva por encima de la reserva. ¿Por qué? Puede ser por aprovechar y llenar más el depósito cuando se para en una gasolinera, por despiste, o por simple confianza.

Lo que a estos conductores no se les pasa por la cabeza es que dejar el depósito sin gasolina no implica ningún ahorro ni beneficia en absoluto. Es más, puede acarrear riesgos para el vehículo que pueden hacer mucho daño al bolsillo, incluso llegando a ser irreversibles. Uno de ellos ocurre cuando el tanque es de metal, ya que si no tiene suficiente combustible, la bomba puede succionar residuos o sedimentos y enviarlos al motor. ¿Consecuencia? Daños en la bomba de combustible, filtro y motor. Por otro lado, al tener casi vacío el depósito, trabajará con un esfuerzo excesivo, lo que aumentará la temperatura.

En España el número de gasolineras en nuestras carreteras sigue creciendo cada año. En verano de 2018 llegamos a 11.500 gasolineras, un récord para el país gracias a la posibilidad de crecimiento que han tenido las “low cost”. ¡La excusa de que no hay estaciones de servicio queda descartada!

Para una conducción eficaz, te recomendamos una que no sea perjudicial para ti ni para tu coche, que incluya un mantenimiento ocasional de tu motor y del sistema de combustible, que elimine restos generados por la corrosión. El coche lo agradecerá, y tu economía también.