916 514 100 I 679 846 679

Motor Mecha

Las 7 cosas de tu vehículo que debes chequear a la vuelta de vacaciones

30/08/2018

Tras ese descanso súper necesario durante las vacaciones, la realidad vuelve a nosotros como un jarro de agua fría. Septiembre está a la vuelta de la esquina y hay que tener todas las pilas cargadas para empezar con energía. Al igual que le pasa a nuestro cuerpo, también nuestro coche necesita unos cuidados para estar a punto durante los próximos meses. Si eres de los que han dejado a un lado los mantenimientos del vehículo, este artículo te vendrá bien para no llevarte ninguna sorpresa.

Si ya era importante hacer una revisión del vehículo antes de las vacaciones, lo es aún más a la vuelta. Los coches pueden haber sufrido deterioros tras estos meses de altas temperaturas, incluso si se han dejado aparcados: el rendimiento del motor disminuye y puede llegar a perder potencia. El interior se deteriora si la limpieza se descuida, y la carrocería puede sufrir daños por la exposición al sol durante un largo periodo de tiempo. Pero si haces la siguiente revisión, tu vehículo funcionará perfectamente este otoño.

Mantener la carrocería protegida

El sol, los insectos, la suciedad… da igual el coche con el que hayas disfrutado de tus escapadas este verano porque todo afecta a la carrocería de tu coche. Para conseguir una mayor protección solo necesitas emplear un poco de tiempo en su cuidado. Los meses de playa y sol son excesivamente delicados si tu coche ha estado cerca de sitios de costa, ya que la sal y la arena pueden dañar algunas piezas del motor.

Si quieres que esto no afecte a la larga al funcionamiento, antes de volver a la rutina deberás limpiar tu coche a fondo, comprobando que no se quede ningún rincón con suciedad. Para estas ocasiones recomendamos la limpieza a mano, ya que es más efectiva y ayudará a alargar la vida útil de tu coche.

Revisa los neumáticos

Cuando viajamos con el coche en verano, la temperatura del asfalto suele superar hasta 10 grados la temperatura ambiente. Esto suele afectar negativamente al funcionamiento de las ruedas en los largos recorridos. Sufren con frecuencia un mayor desgaste, deformaciones, menor adherencia o pérdida de la presión. Esto hace que la duración del neumático vaya reduciéndose poco a poco.

Para que esto no afecte a tu vehículo es necesario que,a tu vuelta de vacaciones, revises la presión de las ruedas, y que no estén deformados. Así evitarás un problema en el futuro como aquaplanning, pinchazos o incluso multas. No prestar atención al estado de tus neumáticos también afecta a tu bolsillo si la profundidad de la banda de rodadura es inferior a 1,6 mm.

¡El aire acondicionado!

Si leíste nuestro post sobre consejos a tener en cuenta a la hora de utilizar el aire acondicionado del coche, ahora te interesará lo que te vamos a contar. Puede que te haya funcionado a la perfección durante estos meses de calor, cuando su uso es casi diario, pero si no lo vas a usar más, acuérdate de dejarlo en perfectas condiciones o el próximo verano tendrás que cambiarlo por uno nuevo. El aire acondicionado, al tener un uso casi estacional, es recomendable que sea revisado antes de volver a la calefacción. Dale un repaso general al sistema, o haz una carga del gas refrigerante. También podemos comprobar el estado del radiador y la bomba para asegurarnos su buen estado.

Un buen limpiaparabrisas es esencial

Aunque parezca tener poca importancia en el conjunto del vehículo, mantener el limpiaparabrisas con cierto cuidado es esencial para una conducir con seguridad en los viajes. El calor del verano puede haber deteriorado la eficacia de la goma y haber provocado grietas en el material. Si ves que no funcionan correctamente, es el momento de cambiarlos y de empezar a cuidarlos con más atención.

Al igual que la goma del limpiaparabrisas, también están expuestas al sol las juntas de goma de tu coche. El deterioro del caucho, además de dar un aspecto envejecido, puede hacerles perder su funcionalidad protectora.

No te olvides del interior

No hace falta conocer para qué sirven todos los elementos del coche, pero algunos de ellos son necesarios para asegurar su correcto funcionamiento. Hacer un control del líquido refrigerante, de freno, lubricante o incluso aceite será una de las maneras más efectivas de garantizar un perfecto estado del motor. No te olvides de la correa de distribución. No apures su revisión, ya que el cambio puede salirte muy caro.

La revisión

Es muy probable que a la vuelta de vacaciones, en lo que menos estás pensando sea en las obligaciones que tienes pendientes en tu agenda desde verano. Pero una revisión tardía de tu coche puede ser perjudicial para su funcionamiento. Por ello, una vez  llegados a los kilómetros en los que se recomienda la revisión, no te olvides de cumplir el calendario.

¿Llevas todo lo necesario?

La rueda de repuesto, juego de lámparas, linterna, gato o triángulos de pre-señalización de peligro son los esenciales para emprender un viaje sin problemas. Si has utilizado alguno de estos elementos o se han estropeado durante el verano, es muy importante que no te olvides de reponerlos. ¡Conduce con seguridad!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
¡Bienvenido/a a Motor Mecha! ¿En qué podemos ayudarte?
Powered by